El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen

El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen
  • 5.00 / 5 5
1 vote, 5.00 avg. rating (98% score)

El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

Nos encantaría saber tu opinión, escríbenos tu comentario.